Convertidores DC-DC de 100 W con formato 1/32nd brick y amplio rango de ajuste de salida

170
views

Los modelos de la serie i3A están especialmente indicados en centros médicos, comunicaciones, entornos industriales, test y medida, broadcast y equipos portátiles

Convertidores DC-DC de 100 W con formato 1/32nd brick y amplio rango de ajuste de salida TDK-Lambda i3A de convertidores DC-DC no aislados de 100 W con formato 1/32nd brick estándar. Estos modelos step-down (reductores) tienen una capacidad de ajuste de salida de 3.3 a 16.5 V o de 5 a 30 V y aceptan una tensión de entrada de 9 a 53 V.

La serie i3A se puede usar para derivar salidas de alta potencia adicionales desde una fuente de 12, 24, 36 o 48 V con salida única, con un coste mucho menor que los convertidores DC-DC aislados tradicionales.

Con eficiencias de hasta el 98 por ciento, estos diseños compactos resultan ideales en centros médicos, comunicaciones, entornos industriales, test y medida, broadcast y equipos portátiles.

Con unas dimensiones de 19.1 x 23.4 x 9.6 mm, las unidades i3A pueden operar en el rango de temperatura de -40 a +125 °C. El diseño térmico de estos convertidores DC-DC minimiza la limitación de potencia (de-rating) de salida, incluso en condiciones de poco flujo de aire y elevada temperatura ambiente. Además, la respuesta de tensión dinámica optimizada contribuye a reducir la necesidad de condensadores externos y, como consecuencia, a ahorrar espacio de tarjeta.

Las características estándares incluyen un trim pin para ajuste de voltaje de salida y sensado remoto, on-off remoto (lógica positiva o negativa) y protección ante caída de tensión de entrada y elevación de corriente y temperatura.

Todos los modelos de la serie i3A poseen los certificados de seguridad de los estándares IEC/EN 60950-1 y UL/CSA 60950-1 con Marcado CE (de acuerdo a las directivas de Baja Tensión – LV y RoHS2).

FUNDADOR Y DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA. Con más de 30 años de experiencia en las nuevas tecnologías, siempre buscando nuevos retos y esperando al futuro (y a los coches autónomos... de verdad).
Compartir