Novec protege los tesoros del mundo

60
views

Ofrece una alternativa eficiente y sostenible

Novec protege los tesoros del mundo Los archivos y los museos albergan algunos de los documentos y las obras de arte más valiosos, delicados e irreemplazables. La protección de estos objetos supone una prioridad y, por esta razón, las instituciones disponen de sistemas avanzados anti-incendios. Sin embargo, el fuego no es el único riesgo, ya que la humedad puede convertirse en el mayor enemigo.

Por ello, resulta sorprendente que multitud de archivos y museos todavía confíe en sistemas por aspersión o agua nebulizada a la hora de proteger ante el fuego. En muchas ocasiones, es posible que el agua cause más daños que el propio incendio y la situación empeora si se produce una descarga involuntaria.

Sistemas basados en agua

Esencialmente, existen dos tipos de sistemas basados en agua. En el primero de ellos, denominado de pre-acción, los conductos permanecen sin agua, pero contienen aire comprimido para monitorizar la integridad hasta que el sistema responde ante la presencia de fuego. Esto implica que existe un inevitable retardo entre el requerimiento de agua y la actuación. Este retraso es suficiente para que el fuego incremente su peligro.

En el segundo tipo, conocido como aspersores, las cañerías se cargan con agua a presión en todo momento. Esto elimina cualquier posibilidad de retardo, pero puede provocar otros problemas. Con el paso del tiempo, se pueden acumular aguas residuales en el conducto de distribución. Así, cuando se inicia una descarga, dicha acumulación puede limitar el flujo o, incluso, bloquear el cabezal del aspersor. Como consecuencia, la descarga de agua “sucia” puede causar daños significativos en obras únicas.

Parece claro que los sistemas basados en agua no constituyen la solución óptima en bibliotecas y museos. Pero, ¿qué alternativas hay?. Hace unas pocas décadas, la respuesta hubiera estado en un agente extintor gaseoso: el halón. Sin embargo, sus pobres características ambientales hicieron que se prohibiera su producción en 1993 y muchas de sus instalaciones fueron sustituidas por productos más sostenibles.

Otra posibilidad es el dióxido de carbono (CO2). Se trata de un agente efectivo, pero tiene un gran inconveniente: en las concentraciones necesarias para extinguir el fuego, es letal. Por consiguiente, no puede convertirse en una alternativa en áreas con presencia de personas cuando se produce la descarga.

3M™ Novec™ 1230 Fire Protection Fluid

Así pues, nos quedamos con dos opciones finales: los HidroFluoroCarbonos (HFC), usados hace años como reemplazo a los halones, y 3M™ Novec™ 1230 Fire Protection Fluid, una solución innovadora de próxima generación.

El fluido Novec 1230 dota de numerosas ventajas, ya que es un agente limpio y seguro y no deja residuos, respondiendo a las necesidades de las aplicaciones más exigentes, como sucede en museos, bibliotecas y archivos.

Este agente sostenible de 3M, que ha sido diseñado para remplazar HFC e HidroCloroFluoroCarbonos (HCFC), se distingue por unas excelentes características ambientales, como un global warming potential (GWP) inferior a 1 y una permanencia en la atmósfera de menos de cinco días, y contribuye a minimizar las emisiones de CO2 y cumplir los estándares de seguridad nacionales e internacionales.

Almacenado en estado líquido a temperatura ambiente, el 3M Novec 1230 extingue el fuego mediante su efecto enfriador. El fluido actúa sobre el foco de calor e impide la propagación del incendio.

Al ser inerte químicamente, evita el deterioro de equipos electrónicos y activos críticos, sin dejar residuos en las instalaciones. De esta forma, se acelera la puesta en marcha del sistema de refrigeración, algo que no sucede con otros agentes extintores como el agua nebulizada.

Por si esto fuera poco, 3M™ Novec™ 1230 Fire Protection Fluid tiene el respaldo de la garantía Blue Sky™, que garantiza su uso durante un periodo de veinte años en aquellas regiones con las normativas más estrictas.

Por totas estas razones, museos, bibliotecas y archivos de todo el mundo han adoptado esta solución de 3M en sus sistemas de seguridad y supresión de incendio.

Este es un ejemplo más de las múltiples posibilidades de aplicación del 3M Novec 1230 Fire Protection Fluid, entra las que se también se incluyen salas de control, medios de transporte, vehículos militares, industria petroquímica y cualquier lugar donde no se pueda emplear agua nebulizada.

Vea el siguiente vídeo (en inglés) con la explicación de las bondades del 3M Novec 1230 Fire Protection Fluid https://www.youtube.com/watch?v=ettthRuwwX8

PERIDÍSTA ESCRITOR ESPECIALIZADO EN TECNOLOGÍAS DE HOY. Con muchos años de trabajo y habiendo pasado por varios medios, es un experto en lo que se refiere a la comunicación.
Compartir