Segunda generación de los certificadores de cableado VERSIV

709
views

Las nuevas plataformas modulares VERSIV V2 con pantalla táctil y Wi-Fi aportan mejoras en capacidad de carga, duración y, por supuesto, rendimiento ya que ahora incluyen un microprocesador más rápido y se benefician del nuevo firmware v5.3.

Segunda generación de los certificadores de cableado VERSIV CMATIC, S.L., empresa dedicada a la distribución de soluciones innovadoras para redes LAN, anuncia la disponibilidad de las nuevas plataformas (principales y remotas) VERSIV V2 de Fluke Networks para seguir adaptándose a las necesidades cambiantes de los profesionales a la hora de certificar cableado de redes de cobre y fibra óptica.

Esta segunda generación de certificadores con pantalla táctil y Wi-Fi soporta todos los módulos de medida Versiv™, como DSX CableAnalyzer™, CertiFiber® Pro (CFP), OTDR OptiFiber® Pro (OFP) y FI-1000, para proporcionar una solución eficaz en todo momento. Es posible cambiar de medios o de tipo de prueba sin moverse del lugar de trabajo.

La gama VERSIV V2, que incluye un microprocesador más rápido, ha sido diseñada para extender la vida de los certificadores de cableado y mejorar el sistema de carga.

También se distingue por el firmware v5.3, que funciona en las plataformas principal y remota y dota de numerosos beneficios a los técnicos.

Estos modelos de segunda generación ofrecen certificación de cobre y fibra en segundos y permiten generar informes de pruebas profesionales con la ayuda del software LinkWare™.

Con el respaldo de Fluke Networks, CMATIC proporciona soporte a las plataformas de certificación de cableado VERSIV de primera y segunda generación (etiquetadas como VERSIV 2).

Además, el distribuidor recuerda que una plataforma principal VERSIV de primera generación sólo puede trabajar con un equipo remoto también de primera generación y viceversa.

FUNDADOR Y DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA. Con más de 30 años de experiencia en las nuevas tecnologías, siempre buscando nuevos retos y esperando al futuro (y a los coches autónomos... de verdad).
Compartir